Búsqueda del poema

¿Cómo confrontar lo ineludible del poema a lo inútil de su búsqueda? Fernando Pessoa escribía en ‘Tabaquería’:

«Él morirá y yo moriré. /
Él dejará el letrero, y yo dejaré versos. /
En cierto momento morirá el letrero también, y los versos también. /


Después de cierto tiempo morirá la calle donde estuvo el letrero, /
Y la lengua en que habían sido escritos los versos. /
Morirá después el planeta giróvago en que todo esto se dio. /
En otros satélites de otros sistemas cualquier cosa como gente /
Continuará haciendo cosas como versos y viviendo por debajo de cosas como letreros, /
Siempre una cosa enfrente de otra, /
Siempre una cosa tan inútil como la otra, /
Siempre lo imposible tan estúpido como lo real,…» /

Escribir un poema puede ser un buen o un mal trabajo, o puede ser una necesidad, una catarsis, o alguna de esas sinrazones frecuentes. En casos ya sin remedio puede ser un pasatiempo, o peor aún: un flaco apoyo para el ego… Pero “lograr” un poema es un raro hallazgo, una casualidad premeditada, un premio a la persistencia.

¿Y cómo se logra un poema digno de llamarse así?

Yo creo en la búsqueda sincera, inteligencia corazón ojos abiertos… y alguna imprescindible mínima destreza. Yo creo en una base de lectura incansable, abierta a la multiplicidad de formas, creo en la búsqueda llena de esperanzas del paleontólogo, en la pulsión clasificatoria del taxonomista o hasta en el ánimo aventurero de un Piccard en la profundidad del océano o del espacio, la última frontera… ¿Que exagero hasta la irrealidad…? Por supuesto. Una condición del arte, a decir de Borges: “Hladík preconizaba el verso, porque impide que los espectadores olviden la irrealidad, que es condición del arte.”.

Y el imprescindible Drummond escribía en “Lembrete”:

“Se procurar bem, você acaba encontrando / não a explicação (duvidosa) da vida, / mas a poesia (inexplicável) da vida”.

Escribir puede ser un buen comienzo. Pero lograr un poema, encontrarlo, ¡esa es la historia!

Llevo casi toda mi vida escribiendo y reescribiendo poemas. Es un hecho poco significativo en sí mismo, porque podrás escribir un poema, tres o mil; armar un libro o veinte; escribir durante dos, ocho, cuarenta años… y nada de eso nos garantizará haber logrado un poema. Y menos garantías se pueden obtener de las devoluciones de elogios, las palmadas en la espalda o el espíritu gremial de un encuentro de poetas, cosas reconfortantes, claro, como el beber y el comer que también acarician el ánimo. Pero nada más.

¿Pero quién corno entonces valida un poema?

Respeto toda opinión medianamente fundamentada, aunque permítanme dudar de encontrar avales sinceros en los contubernios mediáticos, editoriales, universitarios, entes culturales, premios, castigos, alusiones o elusiones del ambiente. Si sucede, muy bien. Si no sucede, muy bien.

Seguramente esto que digo no molestará a nadie, ya que a nadie perteneciente a esos ecosistemas le interesará lo que yo opine. Y opino que el único aval importante es que alguien abrace ese poema y se lo apropie, aunque no nos enteremos nunca de este milagro.

Escribir, leer, olvidar, publicar, redescubrir… y empezar de nuevo. En mi caso, he publicado muy poco. He transitado distintos países trabajos paisajes familias costumbres pero siempre seguí “haciendo cosas como versos”. Nunca creí tener tanta persistencia.

Verónica Jiménez en “El poema es oración verbal de la vida”/1999, escribe: «Estos hombres y mujeres dedican gran parte de sus vidas a escribir, corregir, reescribir y tachar poemas, y puede existir entre ellos más familiaridad y amor que el que suelen encontrar entre sus ‘vecinos reales’.»

Firmo sus palabras.

Buscar el poema es la tarea cotidiana. Insistir es nuestra suerte. Y la suerte suele ser amiga de la persistencia.

Volver al blog.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.